PENSANERVIOS DE UN MONO AULLADOR (AL BORDE)



Mayo 2012

Desde ayer en la pequeña y caliente ciudad orgullosa. Nuestra anfitriona la llama Furcia. Y tiene razón. Una pequeña ciudad furcia. Además de las alegres postales nemoneméticas que su dulzura y nuestro carácter nos ha regalado ya, está este asunto de terminar mirando el mapamundi político de la pared del recibidor en la casa. Cuando estábamos todos despiertos, me dijo la propietaria, que detrás del que vemos hay un mapamundi físico, pero yo llevo dándole vueltas toda la noche a la posibilidad de encontrar un mapamundi psíquico