PENSANERVIOS DE UN MONO AULLADOR (AL BORDE, 2013)

01/02/2013

Después de clicar varias veces en las webs y escribir un par de mails en los que me "postulo como candidato", me veo obligado a sacar la cabeza del río de la info por causa de los efluvios de zotal cristiano-político que me produce esa frase tan habitual en Curriculandia. "Me postulo como candidato" - parece que lo tengo metido por todo el cuerpo, y no paro de fantasear con las posibilidades que la frase tiene como pie de un montón de fotos donde yo (está claro)  soy la modelo. Por ejemplo, "Me postulo como candidato" debajo de una foto mía en pelotas y sin afeitar, con una sonrisa de político dentro de una cara de alegría ecuménica de novicio nerd; con un crucifijo en la diestra y una papeleta en la siniestra, con los brazos en una postura entre gallinazo y cruz de madera de haya. Miento, no estoy en pelotas, sino calzado con unos Manolo Blahnik rojos de tacón alto y un pin electoral de mi mismo clavado en el pezón izquierdo. Y así un río entero en la cabeza. Mejor me piro a la calle a husmear la maldad y la hermosura como un perro, a ver si así se me apaga la máquina de escupir clichés.